Saltar al contenido

Semana 1 de embarazo ¿Cuáles son los síntomas de los primeros días?

¿Sabías que solo el 4% de las embarazadas dan a luz justo a los 9 meses?

Es muy difícil saber con precisión cuándo podrás abrazar a tu bebé por primera vez. Depende de muchísimos factores: uno de los cuales es conocer exactamente el día que estás ovulando.

Eso sí, acuérdate de la fecha de tu última menstruación, porque es la que se cuenta para tu primera semana de embarazo.

¿Quieres sentirte tranquila y segura? No te preocupes: aquí estarás bien informada de los cambios que van a ocurrir en tu cuerpo y sobre el desarrollo de tu bebé.

Te ofrecemos una ayuda útil de todo lo que debes conocer sobre estos primeros días de gestación.

¡Disfruta cada minuto de esta maravillosa etapa de tu vida!

¿Cómo funciona el aparato reproductor femenino? Explicación simple

Lo primero que debes conocer es tu cuerpo.

En tu embarazo influyen muchos órganos, pero hay dos fundamentales: los ovarios y el útero.

Tienes dos ovarios, pequeños como una almendra. Dentro de ellos están tus óvulos, que son tus células reproductivas.

¿Sabías que desde que naces todos los óvulos que tendrás en tu vida ya están en tus ovarios? Sí, al nacer ya tienes alrededor de un millón de óvulos, que irán madurando uno a uno cada 28 días. Este proceso se llama ovulación.

El útero será la cuna de tu bebé por 9 meses. Es un músculo muy fuerte y elástico, que crecerá y crecerá hasta que tu hijo esté completamente formado y sea hora de nacer.

Durante tu ovulación, el útero se va engrosando, porque una de sus capas, el endometrio, se llena de sangre. Si el óvulo no es fecundado por un espermatozoide, esta capa se desprende y sale de tu cuerpo. En ese momento estarás menstruando.

Pero si el ovulo es fecundado, se fijará en tu útero para seguir desarrollándose y, más o menos en 9 meses, podrás abrazar a tu hermoso bebé.

¿Estás embarazada?

En los últimos días te has sentido más sensible que nunca y todo te da ganas de llorar. Además, según la cuenta que llevas, tu período ya debería haber llegado. Todo parece indicar que puedes estar embarazada.

Si aún no estás muy segura, hazte una prueba de sangre. Es la forma más confiable de saber si vas a convertirte en mamá.

Debes esperar unos días después de tener una falta en tu menstruación, porque antes de eso tu cuerpo todavía no tiene los niveles hormonales que puedan ser detectados por el examen de sangre, lo que hará que los resultados no sean totalmente fiables.

También puedes hacerte el test de orina, pero tienes que esperar al menos dos semanas de retraso en tu período y, de igual forma, es muy probable que tu ginecólogo te pida el sanguíneo, para confirmar el resultado.

Síntomas de embarazo en tu primera semana

Estos son los posibles síntomas que tendrás durante tu embarazo: mareos, pesadez, vómitos y otros. Pero durante la primera semana no sentirás ninguno de ellos. ¿Por qué? Porque realmente en esta fecha todavía no lo estás. No, no estamos locos… ya verás por qué.

Conociendo tu ciclo menstrual

Tu período ocurre cada 28 días, pero puedes tener ciclos más largos o más cortos.

Hay meses en los cuales ni te acuerdas que tienes la menstruación. No te duele ni sientes absolutamente nada diferente. ¡Ah!, pero hay unos meses… terribles. Te duelen hasta las pestañas y estás de mal humor o lloras por todo.

Esto se debe a que los niveles de las hormonas en tu cuerpo están elevados. Las hormonas son sustancias químicas que, en este caso, preparan a tu organismo para un posible embarazo. Por eso te sientes diferente en esos días.

Entre 10 y 15 días después de haberse iniciado tu menstruación es tu período más fértil, porque un nuevo óvulo está listo para ser fecundado. Durante este lapso estás ovulando y puedes sentir tu abdomen hinchado, un leve dolor en tus caderas o cierta intranquilidad.

¿Cuál es mi fecha de embarazo?

Tu cuerpo es el ejemplo perfecto del equilibrio, todo funciona en armonía. Si estás estresada o tienes alguna situación que te afecte emocionalmente, lo más probable es que esto influya en tu proceso de ovulación.

Aunque seas una chica que tenga una menstruación regular y conozcas muy bien las señales de tu cuerpo, es sumamente difícil saber el día exacto en que estás ovulando.

¿Por qué es tan importante saber ese día? Porque en tus días fértiles fue cuando te quedaste embarazada. Como es muy difícil saber qué día exactamente ocurrió esto, los doctores toman como fecha de inicio de tu embarazo el primer día de tu última menstruación.

Esto lo hacen porque es muy importante llevar un registro minucioso de tus cambios y del desarrollo del bebé, y para ello tu ginecólogo necesita tener una fecha tentativa tanto del inicio de tu embarazo, como de tu posible parto.

Sí amiga, aunque te suene ilógico, en tu primera semana de gestación no tendrás los síntomas típicos del embarazo. Ese dolorcito en tu cadera, la sensibilidad en tus pezones, tu carácter irritable o el cansancio que sientes esa primera semana son los síntomas propios de tu período.

¿Cuándo nacerá el bebé?

¿Quieres saber cuál será la fecha probable que nazca tu bebé? Es súper sencillo calcularlo. Si tu última menstruación comenzó el 5 de mayo, réstale tres meses, sería 5 de febrero. Luego súmale 7 días, dando como resultado 14 de febrero, ese será el gran día. Claro, tu parto puede atrasarse o adelantarse un poco, pero debería ser cercano a esa fecha.

Otra manera de conocerlo es que le sumes 280 días a la fecha de inicio de tu última regla o cuentes, a partir de ésta, 40 semanas.

Cuidados en la primera semana

Durante tu embarazo debes cuidar muchísimo tu salud, ya que de ella dependerá la de tu bebé.

En este momento tan importante de tu vida debes alimentarte con comida nutritiva. Come frutas, vegetales, leche, huevos, carnes, cereales diariamente y de manera equilibrada.

Lo que sí no debes es ingerir es ningún tipo de licor, fumar o consumir cualquier sustancia que sea tóxica para tu organismo.

También debes estar pendiente de no exponerte a radiaciones propias de algunos exámenes médicos, como las que producen los rayos X.

El mejor apoyo: tu Ginecólogo

Una de las primeras cosas de debes hacer es ponerte en control con un ginecólogo. Él será quien vigile que todo marche bien con tu bebé y, por supuesto, contigo.

No tomes ningún tipo de medicamento, ni siquiera vitaminas, que no sean indicadas por tu doctor. Éste te hará una evaluación médica completa y, en base a los resultados, te dará las indicaciones.

Ante cualquier duda que tengas, por muy pequeña que te parezca, consulta primero con un especialista.

Estás comenzando a vivir una de las experiencias más hermosas e inolvidables en tu vida. Conocer los detalles de tu embarazo desde la primera semana te permitirá disfrutarla aún más.