¡Tu bebé ya percibe la luz!

Él tiene sus ojitos cerrados, pero si colocas una linterna en tu barriga, probablemente voltee su cara hacia otro lado.

Posiblemente en esta semana dieciséis te encuentres menos ansiosa, estás más tranquila porque los altos niveles hormonales del primer trimestre del embarazo han comenzado a disminuir. Además los incómodos mareos y nauseas han desaparecido.

Aprovecha este momento de tranquilidad para planificar junto a tu pareja actividades que refuercen el amor y el compromiso que los une. Salgan, diviértanse, caminen juntos. Toda esa armonía entre ustedes la percibe tu bebé y el también estará muy feliz.

Desarrollo del feto de 16 semanas

Semana tras semana el cerebro de tu bebé va desarrollándose, haciendo que los músculos, con los cuales ya está conectado a través de las terminaciones nerviosas, puedan hacer más movimientos.

Ahora tu bebé puede fruncir el ceño y comenzó a desarrollar el reflejo de presión, pudiendo tomar con las manitos sus pies y hasta agarrar con ellas el cordón umbilical.

En la ecografía de esta semana 16 podrás verlo dar pataditas, y tal vez hasta ¡puedas sentirlas! Está todavía muy pequeñín, pero algunas futuras madres pueden percibir cuando su bebé se mueve, notando como una culebrita o cosquillas en su vientre.

La cabeza del feto está más proporcionada a su cuerpo y puede mantenerla erguida. Sus ojos, aunque todavía están cerrados, los mueve en varias direcciones  y reaccionan ante la luz exterior.

La cara se parece aún más a la de un bebé, sus ojos y orejas están ubicados, aparecen sus cejas y empezará a nacerle un pelito muy delgado. Sus dientes están comenzando a ser recubiertos por el esmalte. En sus manos y pies comenzarán a crecerle las uñas.

La piel del embrión de 16 semanas es muy suave y rojiza, porque tiene muy poca grasa debajo de ella. Está toda cubierta de unos vellos muy finitos, llamados lanugo, que lo protegen del líquido amniótico.

Probablemente puedas lograr saber si tendrás una niña o un niño, aunque debes tomar en cuenta que todavía está muy pequeño y distinguir sus órganos genitales puede ser algo difícil.

En este inicio del cuarto mes, el tórax de tu bebé comienza a realizar algunos movimientos, los cuales son considerados por los especialistas como los antecesores al acto de respirar, lo que hará inmediatamente después del parto.

¿Cuánto pesa y mide tu bebé?

Si le preguntas a tu médico cuánto mide el feto en esta tu semana 16 de embarazo, el podrá mostrarte como hacer esa medición en el eco que te realice durante la consulta. Desde su cabecita hasta su trasero mide 12 centímetros aproximadamente, y el peso debería estar alrededor de 100 gramos.

Es más, puede medir hasta el tamaño del fémur, imagínate mide apenas 2,1 cms y la circunferencia de su cabecita 12,7 cms aproximadamente.

Síntomas en tu semana 16 de embarazo

En tus ecos anteriores posiblemente viste a tu bebé chuparse su dedo, ahora estás ansiosa de sentir sus pataditas, las cuales muchas madres las describen como mariposas o burbujas. Tal vez sea muy pronto todavía, pero no te preocupes pronto las sentirás con fuerza.

El bebé de 16 semanas de gestación ha crecido rápidamente y con él tu útero, el cual podría comprimir algunos vasos sanguíneos, obstaculizando el paso de la sangre. Esto podría hacerte sentir cansancio en tus piernas o que tus pies se hinchen, llegando inclusive al aparecimiento de las dolorosas várices.

Tu boca también puede sufrir cambios en esta etapa. Debido a un déficit de vitaminas, tus dientes y encías se hacen más propensos a las enfermedades bucales como la caries y la gingivitis. Esta enfermedad periodontal debe ser contralada, ya que podría traerte consecuencias tan graves como  la pérdida de piezas dentales.

Aunque las hormonas han bajado un poco sus niveles en la sangre, sin embargo el estrógeno puede influir en tus glándulas salivales haciendo que aumente la segregación de saliva, lo que se conoce ptialismo.

Si llegases a padecer de este incómodo síntoma, consúltalo con tu médico, quien podría darte algunas sugerencias para aminorar las molestias.

En este momento del embarazo puedes estar comenzando a tener calambres, sobre todo en las noches.  El dolor es tan agudo que podría hasta despertarte. Para aliviarlo puedes masajear el músculo tratando de estirarlo poco a poco.

Estos se deben a que el peso del útero ejerce presión en los nervios de tus piernas, lo cual hace que el músculo se contraiga involuntariamente. También influyen en su aparición los problemas circulatorios y la deficiencia en los niveles de calcio y potasio.

No te alarmes si sientes un leve dolor en tu bajo vientre, el tener 16 semanas de embarazo hace que, por el aumento de peso del útero, los ligamentos que los sostienen se estiren, provocando molestias parecidas al momento de tu ovulación. Aunque esto pudiese ser considerado como un síntoma típico, es recomendable que se lo comuniques al ginecólogo.

Cuidados en la semana dieciséis de tu embarazo

En esta etapa es muy importante que consumas alimentos ricos en hierro y calcio, porque el bebé está en pleno desarrollo de sus extremidades y sus huesos se están calcificando. Así que puedes incorporar en cada comida porciones de carnes, pescado, leche, quesos, vegetales ( berro, acelga, espinaca) , frutos secos (pistacho, nueces, almendras), especias (tomillo, comino) , legumbres (lentejas, garbanzos) , moluscos, almejas y cereales (avena, centeno).

Seguramente tu doctor te indicará algún suplemento para ayudarte a mantener altos niveles de estos minerales en tu organismo.

Si durante el primer trimestre sufriste de nauseas, vómitos o de ardor en el estómago, probablemente inconscientemente saltaste algunas comidas o comías más de lo debido. Pero ya en estas semanas de gestación , como ya estos desagradables síntomas han casi desaparecido, puedes comenzar a regularizar tus comidas.

¡Duerme de lado! Es la posición aconsejada por los doctores, sobre todo ahora que tu barriguita está mucho más grande, y semana a semana crecerá más.Dormir de lado izquierdo ayuda a que tu sangre, con todos sus nutrientes, lleguen más fácilmente hasta la placenta, la cual alimenta a tu bebé se alimente. También  tus riñones podrán eliminar sus desechos mucho mejor.

Si te cuesta adoptar esta posición, porque estas acostumbrada a dormir boca a arriba, puedes colocar una almohada en tu espalda para que evites la presión sobre tu útero.

Es probable que puedas trabajar hasta unos días antes del parto, todo va a depender de cómo vaya evolucionando tu embarazo. Ante cualquier situación de riesgo, tu ginecólogo pudiera sugerirte dejar de hacer algunas labores o sustituirlas por otras que no representen problemas para tu hijo o para ti.

Las leyes contemplan permisos laborales pre y posparto, para garantizar que puedas cuidar a tu bebé y que el período de lactancia ocurra tranquilamente.

En tu trabajo, si es posible, tómate algún descanso, siéntate un rato con tus pies en alto. De igual forma trata de evitar la situaciones que te generen estrés, controlándolas con alguna técnica como el yoga o la meditación.

Tu peso en esta semana 16 de embarazo

La idea no es comer por dos, es comer nutritivo. Así tu hijo y tu barriga crecerán sanamente y tu no tendrás sobrepeso. En esta semana tu peso todo debería haber aumentado entre 1.9 y 3.8 kg.

Estas embarazada, tienes 16 semanas. ¡Todo está pasando tan rápido!