¡Tu bebé puede oír!

Si hay un sonido muy fuerte, tu hijo puede dar un brinquito. Su oído está mucho más desarrollado, así que comienza a hablarle y decirle cuánto lo quieres.

Tu pareja es un gran apoyo durante esta etapa tan importante en su relación, el que vayan a ser padres los une y fortalece.  Planifiquen juntos cuál nombre les gustaría ponerle o la ropa que le pondrán el día que nazca. Compartan cada momento, cada vivencia, ese amor será la mejor energía para que su hijo nazca feliz.

Desarrollo del feto de 17 semanas de embarazo

¡Tu bebé está engordando! Debajo de su piel se está comenzando a acumular grasa, la cual va a ayudar a darle calorcito, además de ser una importante fuente de energía.

Su corazón, que ya está formado completamente, bombea diariamente 22 litros de sangre. Los sistemas nervioso, respiratorio y reproductor han madurado rápidamente.

Los riñones funcionan filtrando el líquido amniótico que toma el feto. La orina que se produce es básicamente agua y es vertida en el líquido que lo rodea.

En la semana 17 de gestación, la piel del embrión comienza a recubrirse de una sustancia blanquecina y grasosa llamada vernix, la cual lo protege y ayuda a que la temperatura corporal se mantenga estable.

Aunque esta grasa tiende a desaparecer antes del parto, tal vez queden algunas partes de su cuerpo que la tenga al nacer, y puedas verla apenas el doctor lo ponga junto a ti.

Su carita está formada. Sus ojos son sensibles a la luz, aunque los mantiene cerrados, pero puede moverlos si percibe una luz intensa del exterior. Tiene párpados, pestañas y cejas.

La boca tiene labios y lengua y algunas papilas gustativas son sensibles a los sabores. Además, ya tiene el reflejo de succión. Tal vez en la eco puedas verlo chupándose su dedito.

Tu bebé tiene ya 17 semanas de embarazo y está creciendo rápidamente. Por eso, necesita muchos nutrientes, los cuales recibe de ti. A través del cordón umbilical le haces llegar todas las vitaminas, minerales y oxígeno, además de eliminar los desechos que produce. En estos momentos él depende exclusivamente de ti, así que aliméntate de forma saludable.

Los huesos, que antes eran blanditos por estar formados de cartílagos, están comenzando a endurecerse porque están fijando el calcio. Sus piernas continúan creciendo y la posición de su cuerpo es semiflexionada hacia adelante.

A nivel del sistema nervioso, comienza a generarse una sustancia llamada mielina, la cual envuelve la médula espinal para protegerla. Su cerebro está desarrollado, haciendo que el feto tenga movimientos más coordinados y que se activen los órganos sensoriales, como el oído.

En definitiva, el feto es todo un atleta: se voltea, salta, mueve su cabeza, manos y dedos. Tu pequeñín puede dar pataditas que tal vez puedas sentir como si tuvieras palomitas de maíz explotando en tu vientre.

En la consulta ginecológica de esta semana 17 de tu embarazo, puede que veas en la ecografía si tu bebé es niño o niña. Ojalá el feto no esté de espaldas en ese momento, porque sería mucho más difícil observar su órgano genital. Si ya pudiste saber su sexo en esta semana, empieza a hacer junto a tu pareja una lista con los posibles nombres para el recién nacido.

¿Cuánto mide y pesa el feto?

La princesa o príncipe de la casa ha dado un tremendo estirón y mide más o menos 15 centímetros y pesa aproximadamente 142 gramos. Tiene el tamaño de un nabo. Está pequeño pero lleno de energía y se mueve como un experto bailarín.

Síntomas de tu embarazo de 17 semanas

A partir de este quinto mes de embarazo vas a comenzar a sentir sensaciones que serán realmente inolvidables. En semanas anteriores escuchaste su corazón latir; ahora comenzarás a sentir sus movimientos.

Aunque tal vez todavía no puedas sentir esas maripositas en tu vientre, o como lo describen otras madres “una culebrilla moviéndose”, tu bebé cada día tiene más fuerza y crece rápido para que pronto todos en la familia puedan notar sus movimientos al poner su mano sobre tu barriga.

Las hormonas están preparando tus senos para el proceso de lactancia. Hay mayor irrigación de sangre y las glándulas que producen leche se preparan para amamantar. También tus aureolas y pezones pueden haberse tornado un poco más oscuros.

El útero es la “cuna” de tu bebé. Este órgano musculoso está unido a la pelvis por unos ligamentos, los cuales se estiran y engruesan a medida que tu barriga va creciendo. Esto podría producirte cierto dolor en el bajo vientre.

Aunque esta molestia, o cualquier otra durante la gestación, puedan considerarse como típicas de esta etapa, siempre es recomendable que se las comentes a tu ginecólogo.

Si te miras de perfil en el espejo es posible que la parte baja de tu abdomen esté más grande. ¡Por fin comienza a notarse tu barriguita! Tu cintura también está más ancha, por lo que la ropa que usabas antes no te debe quedar. Esta semana diecisiete de tu embarazo es perfecta para salir de compras. Muchas mujeres dicen que es una de las mejores actividades para liberar cualquier tensión.

El útero suele presionar la vejiga, lo que podría provocarte ir con mayor frecuencia al baño para orinar. Evita aguantar las ganas de hacer pis, ya que puede originarte otros padecimientos, como una infección urinaria. Si sientes ardor, escozor o dificultad para orinar, acude inmediatamente al médico.

Puede pasarte que estés dormida plácidamente y de repente… ¡Uyyyyy! Un fuerte dolor en la pantorrilla te despierte. Son los terribles calambres, que suelen aparecer en la 17 semana de gestación. Esta contracción muscular puede deberse a que los nervios estén comprimidos por el peso del bebé y del útero, los problemas de circulación sanguínea o cierta retención de líquido.

Cuando sientas el calambre, los especialistas recomiendan acostarse de lado izquierdo, masajear y estirar suavemente el músculo. Para aminorar la frecuencia de estos puedes hacer caminatas y comer alimentos ricos en potasio, como plátanos, patatas o lentejas.

Como en estos primeros días del quinto mes de embarazo han mejorado los mareos y vómitos puede que te entre más apetito. Mientras comas sano y equilibrado no hay ningún tipo de problema, pero debes cuidar tu peso. Trata de comer alimentos bajos en sal y grasa, y ricos en calcio y hierro, como los frutos secos, hígado, carnes, huevo, verduras, legumbres, frutos secos y frutas (fresa, manzana, naranja y pera).

Todavía puedes sentir que estás en una montaña rusa emocional. Te surgirán dudas sobre cómo cuidar a ese ser tan pequeñito y frágil, o si esto afectará tu relación de pareja y estarás sacando cuentas para ajustar tu economía a la nueva realidad que se avecina. Todo esto puede generarte estrés gestacional, un enemigo silente y dañino para el bebé y para ti.

Cuidados en tu embarazo de 17 semanas

¡A ejercitarse! Los beneficios del ejercicio son incalculables. Durante la gestación tu cuerpo sufre cambios externos, pero tu mente también, porque las hormonas pueden afectar tus emociones. Científicamente esta comprobado que al ejercitarse se libera endorfina conocida como la hormona de la felicidad, la cual te ayudará a relajarte y a liberar las angustias propias de tu estado.

Además, el hacer alguna actividad física de bajo impacto como el caminar o nadar, te ayudarán a prepararte para el momento del parto, al mantener tus músculos tonificados, a evitar los calambres e hinchazón de tus pies y a prevenir posibles enfermedades propias del embarazo como la diabetes gestacional, obesidad y preeclampsia.

Como tu barriga ha crecido, dormir boca abajo podría ser incómodo, además que muy pronto será casi imposible. Los especialistas recomiendan acostarte del lado izquierdo, así mejorará la circulación sanguínea al útero y a tu bebé.

El estreñimiento puede seguir molestándote en esta semana 17 de embarazo, más ahora que tu bebé ha crecido bastante y que tus hormonas siguen haciendo lento los movimientos del intestino. Para mejorar este síntoma los doctores sugieren que consumas alimentos con fibra, como la avena y el afrecho, además que tomes al menos 8 vasos de agua al día.

Tu ginecólogo lleva un control muy riguroso de tu embarazo. Él cuida de la salud de tu bebé y de la tuya. Dentro de las pruebas que puede indicarte a partir de esta semana 17 de embarazo está la amniocentesis. Con ella puede obtener información sobre alguna alteración cromosómica o posibles infecciones como toxoplasmosis y rubeola.

Tu peso en esta semana diecisiete de gestación

Tu barriga va creciendo semana a semana y ahora mismo deberías haber aumentado unos 2.3 – 4.4 kg en total, pero recuerda que esto no es una regla universal.

Estás felizmente embarazada, tienes ya 17 semanas. Tu bebé pasa largos ratos dormidito y luego, cuando se despierta, se mueve muchísimo, cada vez con mayor fuerza para que puedas sentirlo.