¡Ya bosteza!

Será un momento inolvidable cuando veas la carita de tu bebé haciendo gestos y bostezando. Los músculos de su rostro están más desarrollados y ahora hace mil muecas que llenarán tu corazón de alegría.

Aunque todavía no puedes abrazar a tu hijo, la conexión entre ustedes es única. Hazle saber lo importante que es para ti y para toda la familia, él entenderá cada palabra y cada caricia. El lenguaje del amor es universal.

Desarrollo del feto de 18 semanas de embarazo

Tu bebé está mucho más grande y también ha aumentado de peso. Ahora se mueve enérgicamente, brinca, se dobla y da pataditas.

También mueve los músculos de su cara, haciendo muecas y abriendo su boca para tragar líquido, pudiendo distinguir algún sabor porque las papilas gustativas de su lengua ya son sensibles.

El oído interno del embrión de 18 semanas de embarazo está formado y como las terminaciones nerviosas ya están conectadas con el cerebro, puede captar sonidos. Los especialistas afirman que él puede oír los latidos de su corazón y los ruidos fuertes del exterior.

Semana a semana los sentidos del feto se han ido desarrollando y aunque todavía no abra sus ojitos, ellos son sensibles a la luz y los mueve en todas las direcciones.

Su vejiga se llena de orina y los intestinos van acumulando los desechos sólidos que tiene el  líquido amniótico que traga el pequeñín. Estos desechos se llaman meconio y serán expulsados al exterior cuando nazca el bebé, aunque en ocasiones puede hacerlo dentro de la placenta, pudiendo representar riesgo para el feto.

El corazón de tu bebé de 18 semanas de gestación tiene la misma estructura que el tuyo: dos ventrículos y dos aurículas; pero hay una pequeña diferencia, parte de la sangre de la aurícula derecha pasa directamente a la aurícula izquierda, para evitar que llegue sangre a sus pulmones. El agujero que los comunica, llamado foramen oval, se cerrará al momento de nacer.

En la ecografía podrías saber si será una niña o un niño, bueno, si deja que lo vean porque como se mueve tanto. Tal vez esta semana el bebé esté de buenas y por fin puedas conocer su sexo.

El pecho del feto se mueve hacia arriba y hacia abajo, como los movimientos que realizará al nacer para respirar. Esto desarrollará sus músculos del tórax y permitirá que sus pulmones se vayan desarrollando.

¿Cuánto mide y pesa tu bebé?

Probablemente puedas sentir sus movimientos, pero si no es así tal vez te preguntes ¿Por qué no siento a mi bebé? El está aún muy pequeño, mide unos 15 centímetros y puede llegar a pesar 180 gramos, tiene el tamaño de un pimentón. Espera un poco más y podrás percibir sus pataditas.

Síntomas en tu semana 18 de embarazo

Tu barriga sigue creciendo, ya todos notan que estas esperando un bebito. Haz ganado peso, por lo que la ropa que usabas ya no te queda. Así que es hora de ir de compras, seguro encontrarás algo cómodo y de tu estilo.

Esos kilitos que tienes de más pueden afectar tu postura corporal y hasta la manera de caminar, porque tu cuerpo necesita adaptarse a los cambios, buscando mantener tu cuerpo en equilibrio.

Debido a esto posiblemente comiences a tener dolores de espalda o en la zona lumbar. Si realizas algún tipo de ejercicio moderado y lo acompañas de una dieta saludable, pudieras aliviar estas molestias; sin embargo consulta con tu médico antes de iniciar cualquier rutina física.

¿A media noche no te ha provocado comerte una torta de chocolate y nueces? Cómo decirle no a esa delicia, además te hace sentir mimada. Siempre y cuando no tengas una dieta sugerida por tu médico, puedes consentirte comiendo estos antojitos. Solo debes cuidarte de no hacerlo un hábito, sobre todo si son golosinas, ya que podría repercutir en tu salud y en la de tu bebé.

Durante esta semana dieciocho de embarazo puedes sentir más necesidad de orinar, inclusive tienes que levantarse varias veces en la noche para ir al baño. Esto se debe a que tu vejiga está siendo presionada por el útero. Los síntomas son los parecidos a una infección de orina, excepto que no debes sentir escozor.

El estreñimiento puede seguir siendo una molestia, agravándose si aparecen las hemorroides. Al estar estreñida aumenta la presión sobre las venas rectales, lo que pudiera hacer que tengas un fuerte dolor al defecar, llegando inclusive a sangrar un poco.

Coméntale a tu médico si tienes esta dolencia, quien puede indicarte una dieta rica en fibra y alguna crema analgésica.

Puedes sentir más apetito, es normal porque tu bebé está creciendo y requiere mayor aporte energético. No es recomendable que saltes alguna de las comidas, porque puede afectar el nivel de azúcar en la sangre.

Ten siempre a mano frutas, yogurt, frutos secos, estos te ayudarán a saciar el hambre, además de ser nutritivos y bajos en calorías.

Cuidados en esta semana 18 de gestación

En la ecografía podrás ver qué esta haciendo tu bebé. Lo verás patear, flexionar su cuerpo y hasta agarrarse sus manitas ¡Pídele  al doctor que imprima una foto de esa imagen! Además, él verificará que su crecimiento y desarrollo esté acorde a su edad gestacional.

Trata de compartir estos momentos con tu pareja, es una experiencia inolvidable que los unirá aún más. Tu bebé, aunque esté en tu vientre, recibe toda esa energía positiva que lo hace sentir querido y deseado.

En tu visita al ginecólogo te medirá la presión arterial, ya que la hipertensión es un problema que puede afectar a las mujeres embarazadas. Este problema pudiese afectar el desarrollo del feto y dar pie a la preeclampsia.

Tu alimentación debe ser rica en calcio (leche, yogurt, queso), hierro (espinaca, granos, guayaba, acelga), proteínas (carne, pollo y pescado), frutas, legumbres y verduras. Trata de evitar las frituras y el exceso de sal.

Prefiere las frutas frescas a las enlatadas, tiene mayor valor nutricional. Las verduras puede comerlas crudas, utilizar palitos de zanahoria como tentempié es genial. Si las vas a cocinar trata de hacerlas salteadas o hervidas con poco agua, a fin que conserven sus vitaminas.

El aumento de peso y las hormonas podrían originar problemas circulatorios, siendo uno de estos la aparición de varices o también de las arañas vasculares, que son manchas rojizas producto de la dilatación de pequeñas venas.Con frecuencia tienden a ser menos notorias en el posparto, aunque posiblemente no desaparezcan completamente.

¿Te gusta dormir boca abajo? Ya con 18 semanas de embarazo tu barriga ha crecido bastante, aún más si tienes un embarazo gemelar. Al hacerlo en esta posición puede resultar incómodo y afectar la circulación sanguínea.

Los especialistas sugieren hacerlo del lado izquierdo, para favorecer la irrigación sanguínea hacia la placenta. Puedes ayudarte colocando almohadas a tu costado o entre tus piernas.

Tu peso en esta semana 18 de embarazo

Tu barriga comienza a notarse porque está más grande, además tus senos han aumentado de tamaño. Todo esto, entre otras cosas, hace que ganes peso. Esto va a depender de cada mujer, de su estatura y contextura. En esta semana de embarazo tu aumento total de peso podría estar entre 2.8 y 5 kg.

Tu embarazo en único, está lleno de muchas emociones. Son momentos tan importantes que seria fenomenal que pudieses elaborar un calendario o un álbum, donde dejes plasmado con fotos y anécdotas cada vivencia.