¿Sabías que el estrés disminuye en un 30% la posibilidad de que tu ovulo sea fecundado?

La vida agitada de hoy en día te ha traído un enemigo silencioso, el estrés. Muchas veces te duele la cabeza, te sientes angustiada y tienes cambios repentinos de humor,  todos estos son síntomas claros  que estás estresada.

Así como en esta segunda semana de embarazo estas cuidando de tu alimentación, debes prestar atención a los estados de ansiedad, porque pueden interferir en el proceso de maduración de tu óvulo y hasta en su fecundación.

Estas tan feliz por tu embarazo, que quieres saber todo lo que está pasando en tu cuerpo y en tu bebe. Sigue leyendo y encontrarás temas que te ayudarán a darle respuestas a  tus  dudas.

Tus ovarios

Ya tienes dos semanas de embarazo. ¿Los protagonistas de esta semana? Tus ovarios.

Tienes dos, son pequeñitos como una almendra. Están ubicados a ambos lados del útero, un ovario a la izquierda y el otro a la derecha.

Ellos producen hormonas muy importantes, como el estrógeno y la progesterona. Estas intervienen en el período de gestación que está por iniciarse.

Los ovarios tienen en su interior tus células sexuales, los óvulos. Cuando naces tienes alrededor de un millón de óvulos, una gran parte de ellos van muriendo de forma natural durante las diferentes etapas de tu vida. ¡Puedes perder más de mil mensuales!

Cuando tuviste tu primer período solo te quedaban unos 400.000 óvulos. La pérdida de tus óvulos seguirá hasta que se acaben, entrando así en la etapa de la menopausia.

Síntomas de tu segunda semana de embarazo

Como el proceso natural de fecundación del óvulo ocurre dentro de tu cuerpo, es muy difícil saber exactamente cuándo el espermatozoide se unió al óvulo. Además, aunque tu ciclo menstrual sea regular, este proceso se ve afectado por cambios hormonales, el estrés y hasta por la alimentación.

Entonces te estarás preguntado, si no sé a ciencia cierta cuando quedé embarazada y mi hijo nacerá dentro de 40 semanas  ¿Desde qué día comienzo a contarlas?

Los médicos toman como inicio de tu embarazo el primer día de tu última menstruación, así que súmale 280 días y sabrás cuándo podrás abrazas fuertemente a tu bebe.

¿Qué vas a sentir en tu segunda semana de embarazo? Nada de vómitos, nada de antojos, definitivamente ningún síntoma típico del embarazo, porque todavía no estarás realmente en estado, estarás ovulando. Veamos que pasa en tu cuerpo en esos días.

La Ovulación

Una vez que terminó tu menstruación comienza un nuevo proceso: la ovulación. Aquí, en uno de  tus ovarios comienza a madurarse un óvulo.

Cuando tu óvulo ya está maduro es liberado, lo ocurre a finales de esta segunda semana. Ahora imagínate, la fecundación de ese óvulo tiene que ser dentro de las 24 horas siguientes, si esto no ocurre no habrá embarazo.

En tu caso si ocurrió, y dentro de 9 meses serás la feliz mama de un hermoso bebe.

También, durante este proceso los niveles de estrógeno en tu cuerpo aumentan, y hacen que en tu útero se engruese el endometrio. Esa capa se llena de sangre para recibir a tu óvulo cuando sea fecundado.

Me siento diferente

¡Claro!  Tienes las emociones a millón, si alguien no te da los buenos días lloras, si no consigues las llaves del carro lloras, todo te da ganas de llorar. Durante esta segunda semana de embarazo te sientes como si fueras otra persona, pero esto es debido a que estas ovulando, tu óvulo todavía no ha sido fecundado.

En esta semana todos los niveles de tus hormonas están elevados, y hacen que tus senos se vuelvan más sensibles, te duelan las caderas, sientas pesadez en tu cuerpo y ni hablar de los cambios de humor.

También puedes tener un pequeño sangrado en estos días, pero tienes que estar alerta, si es abundante y prolongado debes ir a consulta con tu Ginecólogo.

La ovulación y el estrés

En estos tiempos modernos haces mil cosas a la vez, la casa, el trabajo, la familia, la universidad, todo eso te crea muchísima ansiedad y a veces sientes que vas a estallar.

Si te cuesta concentrarte, sientes tensión en los músculos de tu cuello y tu carácter se ha vuelto irritable, tu cuerpo te está dando señales de alerta, avisándote que debes hacer una pausa para relajarte.

Pero el estrés también influye en tu ovulación, haciendo que tu ciclo menstrual se vuelva irregular o inclusive provocando que dejes de ovular. Además reduce la posibilidad de que tus óvulos sean fecundados.

Al estar ansiosa tu cuerpo segrega mayor cantidad de una hormona llamada cortisol, la cual actúa haciendo que tus ovarios disminuyan su producción de las hormonas que están relacionadas con su funcionamiento y con todo el proceso de gestación.

Es vital que tomes la decisión de hacer algo que te ayude a bajar tus tensiones diarias. El hacer algo que te guste, como ir al cine o conversar con tus amigas, y las actividades físicas son opciones fáciles para manejar tu estrés.

¡Frutas!

Durante el embarazo, tu cuerpo consume rápidamente las reservas de vitaminas y minerales que tienes en el organismo. Después del examen que te realice tu Ginecólogo, él te indicará cuales debes consumir y la cantidad que necesitas para que puedas satisfacer tus necesidades y las del bebe.

Las frutas son fuentes naturales de vitaminas A, B , C y D, hierro y otros minerales. Además muchas veces te provoca un dulcito, nada mejor y saludable que una fruta.

Estas son algunas de las frutas que deberías comer:

-Naranjas, kiwis, fresa, papayas, fresas o frambuesas contienen ácido fólico, que ayudarán en el crecimiento de las nuevas células de tu niño.

-Kiwi, piña, manzana, plátanos y frutos secos como el higo tienen gran cantidad de calcio. Durante el embarazo pierdes gran cantidad de este, porque es usado para la formación de los huesos de tu hijo.

-Albaricoque deshidratado, dátiles, ciruela pasa, membrillo, durazno, banana y plátanos son ricos en hierro.  Consumiéndolos evitarás sufrir de anemia.

-Guayaba, papaya, fresa, piña kiwi, mango, tomate, grosella, limón tienen vitamina C, que van a contribuir con el desarrollo de los huesos y dientes de tu niño, además de ayudar a que tu organismo pueda absorber más fácilmente el hierro.

-Plátano, coco, pera, aguacate, frambuesa, manzana y guayaba contienen fibras, que te ayudarán a estreñimiento, del que a veces suelen padecer las embarazadas.

Esta semana 2 de tu embarazo está llena de cuidados de la salud de tu cuerpo y mente. De estos dependerá en gran parte que tu bebe se desarrolle sano y fuerte.