Tu bebé duerme 20 horas al día. ¡Increíble!

Tu bebé descansa muchísimo. Una de las razones es porque así ahorra energía, las cuales usará para su desarrollo.

Finaliza tu segundo trimestre de embarazo, algunos síntomas desagradables se han ido, pero ahora tienes otros nuevos. Solo piensa que estas molestias son pasajeras y que muy pronto podrás abrazar y besar a tu bebé.

Tu embarazo está lleno de momentos mágicos y maravillosos. ¡Vívelos a plenitud!

Desarrollo del feto en la 24 semana de tu embarazo

Cada día sus sentidos están más desarrollados y sensibles ante los estímulos externos. Esto es debido a que la zona del cerebro encargada de recibir estos impulsos nerviosos está funcionando plenamente.

Es por eso que el bebé brinca cuando escucha un ruido fuerte, y lo mejor es que ¡ya puedes sentirlo!  Aunque sus ojitos están cerrados, si colocas una linterna en tu barriga él puede moverse o poner cara de asombro. Esto es muy importante porque el bebé y tú se están comunicando.

El feto en la 24 semana de embarazo está bien resguardado en el vientre materno. Lo protege el útero, un músculo muy fuerte, el líquido amniótico, el cual impide que cualquier presión externa o interna pueda lesionarlo, el cérvix y el lanugo, la capa grasosa y vellos que recubren su piel.

Los pulmones todavía no están listos para funcionar, pero comienzan a formarse las ramificaciones de venas que formarán el árbol respiratorio. Además, comienzan a producir el surfactante, un complejo de proteínas y grasas encargado de que el intercambio de oxigeno ocurra sin problemas.

Gracias a esta sustancia, la semana 24 de embarazo es muy importante para el desarrollo fetal, a partir de ahora es considerado un feto viable. Si existiera alguna complicación a partir de esta semana que pudiese adelantar el parto, el doctor le administrará un medicamento al feto para ayudarlo a madurar sus pulmones. Si nace el babé antes de tiempo, estaría en cuidados intensivos y pudiese tener posibilidades de sobrevivir.

Tu bebé tiene espacio para moverse, ya no tanto como antes porque ha crecido mucho, pero igualito salta y brinca, parece un gimnasta. También duerme, unas 20 horas al día, podrás notarlo porque está tranquilito, pero cuando se despierta… comienza la acción.

¿Cuánto pesa el bebé en tus 24 semanas de gestación?

El feto no para de crecer, posiblemente ya subió otros 100 gramos. Ahora su peso estaría alrededor de 600 a 700 gramos y estaría midiendo, desde la cabeza a los pies, entre 30 y 32 centímetros. Su tamaño es parecido al de un elote

Síntomas en esta semana 24 de embarazo

Dormir puede ser cada día más difícil, porque tu barriga crece y crece. También posiblemente esté afectándote la ansiedad por pensar en el momento del parto, escoger el lugar donde darás a luz y los nuevos gastos.

Necesitas descansar, por eso podrías comprar unos almohadones para que te ayuden a encontrar una posición más cómoda en tu cama. También puede contribuir a conciliar el sueño si reduces el consumo de alimentos con cafeína y tomar un vaso de leche tibia antes de ir a dormir.

Tienes 24 semanas de gestación, probablemente sientas que el útero se contraiga levemente de vez en cuando, lo que se conoce como contracciones de Braxton-Hicks y son consideradas como un síntoma normal. A pesar de esto, coméntale a tu doctor lo que está pasando.

Si quisieras saber cuántos meses son estas 24 semanas de embarazo, solo tienes que dividir 24 entre 4, dando un total de 6. Tienes seis meses de embarazo, cómo vuela el tiempo ¿verdad?

Tal vez estés notando que los zapatos te molestan, los sientes justados, a lo mejor ni te queden bien. No sólo pueda deberse a que tienes un poco hinchados los pies, también ellos ¡pueden crecer! La hormona relaxina, que se produce en el embarazo, relaja los ligamentos, haciendo que los huesos de los pies se separen un poco.

En esta semana 24 es probable que comiences a sentir sofocos, un calor que te hace hasta sudar, y si es verano, ni hablar. Todos estos síntomas posiblemente estén asociados a los niveles hormonales, al aumento de tu peso y a que por tu cuerpo está circulando mayor cantidad de sangre.

En estos casos trata de mantenerte hidratada, evita salir en las horas más calurosas del día y usa ropa fresca, las prendas de vestir en algodón son una excelente opción.

Consejos para la futura mamá con 24 semanas de embarazo

¿Quién puede decirle que no a una pizza o a una hamburguesa?, si no los tienes restringidos por tu médico ¡Cómetelos!, pero con moderación, trata que sea en pocas ocasiones. El aporte nutricional de esos platos es poco, y en estos momentos tú necesitas alientos ricos en proteínas, hierro, calcio y vitaminas. Recuerda que tu bebé depende exclusivamente de ti para alimentarse y poder desarrollarse.

Los doctores sugieren que entre las semanas 24 y 28 sería oportuno realizar la analítica de este segundo trimestre, la cual incluiría exámenes para valorar si tienes anemia, la serología de toxoplasma y el test de O´Sullivan, el cual sirve para detectar posibles problemas de diabetes en tu embarazo.

¿Has probado cremas y sientes que no hidratan tu piel? Intenta con aceites naturales, los hay de una gran variedad. Al mantener tu piel humectada podrás aliviar los picores que produce el estiramiento de tu piel, sobre todo en la barriga.

En la semana 24 embarazo, puedes tener dificultad para conciliar el sueño y eso hace que te sientas sin energía al día siguiente. El insomnio puede deberse a la incomodidad de dormir, por lo grande de la barriga, a las ganas frecuentes de ir al baño a orinar y a la ansiedad, nervios y temores que posiblemente tengas por la cercanía del momento del parto.

¡Hasta tu forma de caminar y pararte ha cambiado! Por el aumento de la barriga, el punto de gravedad ha cambiado, lo que te hace más propensa a tener dificultad para mantener el equilibrio. Por eso es recomendable que uses zapatos con tacón bajo, preferiblemente plano y con suela anti resbalante. Debes cuidarte muchísimo de una caída, podría tener graves consecuencias.

Tu peso en esta semana 24 de embarazo

Hasta este momento puedes haber aumentado entre 5,5 y 8,6 kilos. O sea, si antes de quedar embarazada pesabas 65 kilos, ahora tu peso debe rondar los 70,5 o 73,6kilogramos. Evita comparar tu peso con el de otras mujeres embarazadas, cada una tiene contextura diferente, lo que hace que el peso varíe.

Diseña un álbum súper especial para tu bebé, tómate fotos donde se note tu barriga, pégalas y escribe las anécdotas de esta semana 26 de embarazo, los antojos y lo que sientes cuando él te da pataditas. Este será un gran regalo divertido y lleno de bellos sentimientos para él.