¡Tu bebé hace muecas y te saca la lengua!

Él puede sacar la lengua de su boca y la moverla hacia los lados. Te daría mucha risa verlo poner una carita de tremendo y que te saque la lengua.

Ya en este mes deberías poder confirmar si tendrás una niña o un niño, porque como el feto está más grande es posible que puedas ver más claro sus órganos sexuales Así que ahora podrás escoger junto a tu pareja, el nombre que le pondrán al bebé.

Desarrollo del feto en tus 25 semanas de embarazo

Desde meses atrás tu bebé está bostezando, pero ahora lo hace con mayor frecuencia.  Su cabecita todavía sigue siendo más grande que su cuerpo, pero lentamente tendrá un tamaño proporcionado.

Sus órganos sensoriales, el tacto, oído, vista, gusto y olfato, están desarrollándose desde que el feto fue concebido. Sin embargo, el sentido auditivo es el que lo ha hecho más rápidamente, sobre todo en esta semana veinticinco de embarazo.

Ahora puede escuchar nítidamente los sonidos del exterior y los internos también. ¡Si! Los especialistas sostienen que el feto es capaz de oír sus propios latidos, los sonidos que él mismo produce cuando se mueve o los de tu estómago mientras procesa los alimentos.

De esta manera el bebé conoce el mundo exterior y el suyo. Además, se comunica, ya que reacciona a cada sensación que percibe: arruga su cara, se sonríe, da una patadita ante el fuerte ladrido del perro. Todo esto lo acerca más ti, diciéndote con ellos: ¡mamiii, aquí estoy!

El bebé de 25 semanas de gestación tiene la piel delgada y arrugada, aunque ya comienza a acumular tejido graso debajo de ella, lo que hará que en pocas semanas este más gordito y desaparezcan las arrugas. El tono es rosado claro, por los vasos sanguíneos, sin embargo, el verdadero tono lo tendrá meses después de su nacimiento.

En sus pulmones ya están iniciando el desarrollo los vasos sanguíneos encargados del intercambio de oxígeno y anhídrido carbónico (CO2). Aunado a esto están produciendo una sustancia llamada surfactante, la cual contribuye en la respiración y hace que desde estas semanas tu bebé sea viable, o sea que en caso de un parto prematuro él tenga mayores probabilidades de vivir.

Aunque el feto este dormido la mayor parte del día, cuando se despierta ¡comienza la fiesta!, porque a pesar que tiene poco espacio, todavía puede moverse libremente. Está lleno de energía, se da vuelta, mueve sus brazos y piernas como si estuviera nadando y puede adoptar la posición cefálica, cabeza abajo.

A medida que tu embarazo avanza, los riñones funcionan cada vez más eficientemente, produciendo una orina con unas características muy parecidas a la tuya. Esta es vertida al líquido amniótico, el cual se renueva aproximadamente cada 24 horas.

¿Cuál es el peso del feto en tu 25 semana de embarazo?

Tu bebé mide, desde su cabeza a los pies, entre 31 y 33 centímetros y su peso es cercano a los 700 gramos. Para que tengas una idea del tamaño, es parecido al de un brócoli.

¿Cuáles son los síntomas en esta semana 25 de tu embarazo?

Tal vez notes que tienes vellos en algunas partes de tu cuerpo que no tenías antes del embarazo, como el mentón, la barriga y tus senos. No te angusties por eso, es producto de una hormona llamada andrógeno, y no saldrán más luego del parto.

Como tu barriga crece cada día más, puede que los dolores de espalda y de cadera sean un poco más fuertes. Para aliviar esta molestia puedes colocar compresas calientes en la zona donde sientas la molestia, y si son muy fuertes consúltalo con tu médico.

El peso del útero hace presión sobre varios órganos, al hacerlo sobre el estómago es posible que sufras de ardor, reflujo, gases o flatulencias. Una manera de mejorar estas dolencias es haciendo varias comidas al día, en pocas cantidades, no ingerir alimentos por lo menos dos horas antes de ir a la cama y evitando las bebidas gaseosas.

Con frecuencia en el embarazo, en especial en esta semana 25, las mujeres pudieran sufrir de infecciones urinarias, posiblemente porque han aguantado por mucho tiempo las ganas de ir al baño. Si te arde o sientes dolor al orinar, infórmale a tu médico, él sabrá cómo ayudarte.

Pudieras estar notando que haces las mismas actividades que antes de quedar embarazada, pero te cansas más rápido. Esto estaría asociado a que por tu embarazo necesitas aumentar el consumo de oxígeno, y respirar se te hace ahora un poco más difícil: la barriga está comprimiendo la cavidad torácica. Si a esto le sumamos que tu nariz pudiera estar congestionada por los cambios hormonales, el resultado final sería una respiración menos profunda, pues solo se da a nivel del tórax.

Esta sensación de dificultad para respirar podría mejorar si practicas ejercicios de respiración, evitas aquellas actividades que te fatiguen y llevas una vida menos agitada. No es recomendable que uses gotas nasales para descongestionar la nariz, a menos que estén indicadas por tu doctor.

¿Cuántos meses son 25 semanas? Como cada mes tiene 4 semanas, divide 25 entre 4, dando un total de 6 meses, solo te faltan 3 para que nazca el rey de la casa.

Cuidados en tu semana 25 de embarazo

Falta poco para el parto y para que el bebé llegue a tu casa. Como todavía tu barriga no está tan grande, puedes aprovechar y junto a tu pareja e hijos, si los tienes, comenzar a organizar la casa, el cuarto y las cosas del nuevo integrante de la familia.

Algo que debes manejar dentro de la relación familiar son los posibles celos hacia el bebé, estos podrían afectar desde el más pequeño hasta el adulto. Es recomendable que, aunque por naturaleza toda a atención vaya hacia el recién nacido, integres a todos en las actividades relacionadas con el bebé, haciendo que nadie se sienta relegado o ignorado.

Tu alimentación debe ser variada, nutritiva, rica en hierro y calcio. Evita consumir carne cruda o poco cocida, lácteos no pasteurizados o verduras y legumbres sin limpiar, porque pudieran tener bacterias o parásitos como la listeria o toxoplasma gondii. Estos producen enfermedades que pueden representar graves problemas en el desarrollo de tu bebé, con secuelas en tu salud.

Parto psicoprofiláctico

Lo mejor ante cualquier duda es que manejar la información. Por eso hacer un curso de parto psicoprofiláctico te dará las herramientas para que asumas tu embarazo con naturalidad y te prepares para el momento del parto.

No se trata de evitar el dolor, sino de minimizarlo utilizando técnicas de relajación que te ayudarán a que no estés estresada ni ansiosa ante el parto, sobre todo si eres primeriza.

Es una actividad que se realiza en pareja y con ella fortalecerás y aumentarás la elasticidad de los músculos y articulaciones relacionadas con el proceso del parto y aprenderás técnicas de respiración, que te permitirán el control del dolor.

¿Cuál sería tu peso esta semana 25 de embarazo?

Si pesabas 60 kilos antes se salir embarazada, ahora tu peso podría estar entre 65,9 o 69,2 kilos. Esto quiere decir que pudiste aumentar alrededor de 5,9 y 9,2 kilogramos esta semana.

¡El tiempo vuela! Ya falta muy poco para que el bebé esté en tus brazos.