Su cabello está creciendo

Tu bebé ya tiene el cabello más largo, tanto así que podrás ver su melena en la ecografía de esta semana.

El feto abre y cierra los ojos y, aunque no puede distinguir las cosas, sus ojos son sensibles a la luz. El está en la recta final de su desarrollo. A partir de esta semana 29 de gestación el crecimiento de tu bebé será más rápido que antes y tu barriga cada día aumentará de tamaño.

Sigue manteniendo los hábitos saludables que tienes para tu cuerpo. El caminar y la yoga, sumados al descanso y a la relajación son una fórmula mágica que te ayudará a evitar el estrés que pueda producirte la cercanía del parto.

Desarrollo del feto en la semana 29 de tu embarazo

Su cerebro ya no tiene la superficie lisa, ahora es irregular, con muchos surcos. Esto hace que cada área en la cual se divide se esté especializando cada vez más, como ocurre con el tálamo y las cortezas sensoriales.

Gracias a esto, y a que cada uno de los órganos de los sentidos han alcanzado un gran desarrollo, tu bebé puede captar e interpretar mucho mejor los estímulos que recibe del exterior. Si estás en la calle y un carro toca fuertemente la bocina, tu bebé puede dar in brinquito, porque el ruido lo asustó.

Si colocas una linterna encendida sobre tu barriga, el puede percibir la luz, y probablemente reaccione arrugando su cara o se mueva hacia otro lado del útero, huyendo del rayo luminoso.

Tu bebé esta grande, pero todavía tiene espacio para moverse y ¡lo hace con energía!  Puedes sentir como da cada patadita con mucha fuerza, tanto así, que si estás dormida puede despertarte.  Sin embargo, a partir de esta semana 29 de tu embarazo tu bebé pudiera girar su cuerpo y ponerlo en posición cabeza abajo,  cercano a la zona  del cuello del útero.

Los músculos de su cara le permiten hacer gestos cuando algo les gusta o cuando se asusta por el ruido. Tu bebé puede sonreír, arrugar la frente, bostezar y abrir su boca para chuparse el dedo. En la ecografía podrás verlo haciendo muecas, será un momento muy feliz.

Poco a poco el feto ha acumulado debajo de su piel tejido adiposo. Esa grasa, aparte de hacer que se vea más gordito y que su piel este más lisa, lo ayuda a conservar el calor de su cuerpo.

En la cara ya se aprecian las cejas, las pestañas y el cabello, el cual ya está creciendo. Su cabeza continua siendo más grande que el resto del cuerpo, pero a partir de esta semana 29 de tu embarazo se notará menos la diferencia de tamaño entre estos, porque la cabeza ha dejado de crecer tan rápidamente.

¿Cuál es el peso de tu bebé en esta semana 29 de tu embarazo?

El feto puede medir alrededor de 26 centímetros desde la cabeza  hasta la colita, y unos 39 centímetros si la medida es hasta los pies. Está más gordito que la semana pasado, ahora pesa más o menos 1 kilo y 350 gramos.  Su cuerpo tiene el tamaño parecido a una calabaza bellota.

Síntomas de tu embarazo en la semana número 29

Si tu médico te ha indicado hierro, para mantener los niveles óptimos de hemoglobina en la sangre,  pudieras estar sufriendo de estreñimiento.  Esto también puede estar originado por los cambios hormonales, los cuales provocan que el proceso digestivo sea lento. Debido a esto, las heces  están mucho más tiempo en los intestinos, por lo que pierden mayor cantidad de agua, dejando así de tener la consistencia adecuada  que facilite su expulsión.

Ya tienes 29 semanas de embarazo y pudieras estar sintiendo algunas leves contracciones en tu útero, estas son conocidas como las contracciones de Braxton-Hicks. Estas se caracterizan por ser de muy baja intensidad y muy esporádicas. Los especialistas las asocian con la preparación que va teniendo el útero para el momento del parto.

Si estas llegasen a ser fuertes o aparecer con frecuencia  y de manera regular, consúltalo de manera inmediata con tu ginecólogo.

¿Te cuestas dormir?

Tal vez en esta semana 29 de embarazo esté constándote un poco conciliar el sueño, por lo que puedes sentirte algo cansada y estresada. El dormir por lo menos 8 horas al día te ayudará a liberar la ansiedad y a recuperar la energía que has perdido durante el día.

Pero el gran volumen  de tu barriga, la ansiedad por la proximidad del parto y algunas molestias como la acidez estomacal, pudieran estar provocando que no duermas lo suficiente durante la noche.

Existen algunas opciones naturales que pueden ayudarte en estos casos. Tomar infusiones de manzanilla o tilo antes de dormir es una excelente opción. También un vaso de leche tibia ayuda a que tengas un sueño tranquilo y relajado.

Si tienes una rutina de ejercicios, realízalos por lo menos dos horas antes de ir a la cama, así tu cuerpo ya estará relajado.  Trata de buscar buena posición más cómoda para dormir, tal vez algo difícil con la barriguita tan grande como la tienes.

Durante el embarazo están contraindicados muchos medicamentos, porque pueden causar graves daños en el feto y en la madre. Por esto no sería conveniente que tomes ninguna sustancia química para tratar de dormir, a menos que tu doctor te la haya indicado.

Cuidados en esta semana 29 de embarazo

Probablemente antes de quedar embarazada tenías una rutina ejercicios, puedes continuarlos pero solo aquellos que sean aptos para tu embarazo, que no representan ningún riesgo para ti o para el bebé.

Estos deberían ser de bajo impacto físico, como caminatas o ejercicios de natación, guiadas por un instructor especialista. También el yoga y el pilates son ideales, porque además de tonificar tus músculos, practicas técnicas de respiración que te ayudarán enormemente durante el proceso del parto.

Mantener tu piel hidratada es muy importante, te ayudará a aliviar el escozor que puedes sentir en tu barriga, producto del estiramiento que está sufriendo. Existen en el mercado una gran variedad de cremas para la piel, aunque también puedes usar aceites naturales de aloe vera, las bondades de esta planta en son incalculables.

Existen muchos proyectos que puedes estar poniendo en marcha en esta semana 29 de tu embarazo, involucra a tu pareja en cada uno de ellos. El que trabajen juntos fortalecerán sus lazo de amor.

Escojan juntos el nombre que tendrá el bebé, vayan de tiendas comprar el coche y decoren a su gusto la habitación del tan esperado hijo.  El bebé percibirá la alegría y unión que existe entre ustedes, lo que hará que se sienta amado y protegido.

¿Cuál es tu peso en esta semana 29 de embarazo?

Es normal que aumentes de peso durante el embarazo. Debido a esto  puedes sentirse que te cansas más rápido que antes. Hasta esta semana pudieras haber aumentado entre 7,7 y 11,6 kilogramos.

Cada día falta menos para el gran día que puedas abrazar a tu bebé. Comparte con tu familia cada hermoso momento que estás viviendo en tu semana 29 de embarazo.