¡Tu barriga se mueve!

El bebé tiene tanta fuerza que cuando dobla los brazos y las piernas hace presión sobre tu pancita . ¡Tu corazón saltará de alegría cuando veas tu barriga moverse!

Comparte cada uno de estos hermosos momentos con toda la familia. Tu pareja y tu está, viviendo emociones inolvidables.

Desarrollo del feto en tu semana 32 de embarazo

A partir de ahora probablemente sientas con más fuerza cada vez que tu bebé de una patadita, o extienda sus brazos. Verás que tu barriga se abulta de repente, ¡tu bebé te está saludando!

Ya en este octavo mes de gestación, el feto puede estar colocado boca abajo, con la cabeza ubicada hacia la vagina. Lo que ocurre es que ya está preparándose para el momento de su nacimiento.

Tu bebé tiene horas en las que está dormido y otras que está más activo que nunca. Aunque tiene poco espacio, porque ha crecido bastante, todavía en esta semana 32 de tu embarazo puede moverse a sus anchas.

Como el sistema nervioso se ha desarrollado aún más, sus sentidos pueden captar mejor los sonidos y la luz. Sus párpados se abren y cierran y si colocas una linterna sobre tu barriga tal vez el feto arrugue su cara o la mueva hacia un lado.

El bebé en la semana 32 de gestación tiene cabello. Unos nacen con una gran melena, otros con unos pocos y finitos, pero suficientes para, en el caso que sea una niña, ponerle un lindo lacito.

Sus uñas están tan largas que ya pueden sobresalir sus dedos. Cuando nazca, de seguro tendrás que cortárselas un poco para evitar que se arañen su cuerpo.

Muchos órganos han culminado su desarrollo. Los riñones han venido funcionando desde meses atrás.  Tu bebé toma líquido amniótico y estos órganos lo filtran, produciendo la orina. Esta es vertida en el líquido amniótico.

Inicialmente la orina estaba compuesta por un alto contenido de agua, ahora esta composición ha cambiado. Inclusive, cuando el ginecólogo te realiza una ecografía, podría evaluar el aspecto del líquido amniótico y posiblemente sabría qué tan cerca pudiera estar el momento del parto.

Los pulmones siguen madurándose. Las últimas semanas de tu embarazo, especialmente en  esta número 32, estos órganos han venido produciendo una sustancia llamada surfactante pulmonar. Este es un compuesto que tiene lípidos y proteínas y que cumple la función  de facilitar la expansión del pulmón cuando nazca tu bebé.

¿Cuál es el tamaño del bebé en tu semana 32 de embarazo?

En feto puede estar midiendo unos 42 centímetros desde su cabeza a los pies y su peso puede rondar  1,900 gramos.  Su tamaño es parecido al de una calabaza.

Síntomas en la semana 32 de embarazo

¿Sientes pesadez en el estómago? Esto puede ser normal a esta semana 32 de embarazo. Lo que pudiese estar ocurriendo es que las hormonas estén modificando el proceso digestivo.

También podría tener relación con la presión que está ejerciendo el útero sobre las venas, provocando la disminución del retorno de la sangre en tu organismo.

Para mejorar  un poco esta desagradable sensación podrías comer alimentos ricos en fibra y frutos secos.

Ya tienes 32 semanas de embarazo, falta muy poco para el momento del parto. Aunque tu bebé está formado casi por completo, todavía deberías continuar teniendo una alimentación balanceada, rica en nutrientes.

Incorpora diariamente porciones de proteínas, como carnes, huevos o granos. Las frutas no pueden faltar, son una excelente fuente de vitaminas. Si te provoca un dulce, puedes comértelo, lo importante es que no te excedas.

Tal vez estés preguntándote: ¿Qué cosas debo comprarle a mi bebé? Lo primero que deberías tomar en cuenta es la estación del año en la cual nacerá tu hijo. Así sabrás que tipo de ropa podría utilizar. ¡Hay tantas cosas hermosas! Medias, zapatos, camisas, monitos de dormir, de seguro te va a costar decidirte.

Algo que pudieras tomar en cuenta es el tipo de tela, las más recomendables son la franela y el algodón,  son frescas, suaves  y no causan alergia.

Otro aspecto importante es que los bebés crecen muy rápido, al poco tiempo todo les queda pequeño.  Así que sería recomendable que no le compraras gran cantidad de ropa.

Tu útero puede estar haciendo presión hacia arriba y en tu abdomen. Esto pudiera estar causándote acidez estomacal y que tengas la sensación que te falta un poco el aire.

Además pudieras estar sintiendo un leve dolor en la zona de las caderas. Esto podría deberse varios factores. Tus músculos se están estirando y los ligamentos que sostienen al útero están distendidos por acción de las hormonas.

Sumado a esto, el peso de tu barriga tal vez esté ejerciendo presión sobre algunos nervios. Esto podría originar algún dolor en tu bajo vientre. Este  debería ser de muy baja intensidad. Si la molestia es frecuente y llegases a sentir punzadas o contracciones,  acude de inmediato a tu ginecólogo.

¿Cuál es tu peso en esta semana 32 de embarazo?

Desde que quedaste embarazada hasta esta fecha, pudieras haber aumentado alrededor de 9,1  o 13,4 kilogramos.

Consejos en la semana 32 de embarazo

Debido al peso, pudieras estar sufriendo de las temidas várices. Estas venas dilatadas pueden producirte dolor o pesadez en tus piernas.  Algunas de las cosas que podrías hacer para aliviar las molestias que están producen son:

-Trata de no estar mucho tiempo de pie.

– Mientras estés sentada, levanta tus piernas haciendo al mismo tiempo movimientos circulares.

– Procura usar medias especiales para várices.

– Evita utilizar botas altas, que puedan comprimir la parte baja de tus piernas.

Si tienes que comer fuera de tu hogar, trata de evitar la comida con mucha grasa y altos niveles de sal. Debes cuidarte de los problemas que estos pudieran causarte, como la preeclampsia.

Una opción es que elijas un menú equilibrado o que lleves contigo un bocadillo de pan integral con jamón de pavo, queso o atún, y vegetales frescos como lechiga y tomate.

Un yogurt, galletas integrales, cereal, granola o frutas frescas pueden ser alternativas muy saludables.

Ya estás en la semana 32 de embarazo, falta muy poco para el parto.  En las últimas semanas puede que te sientas un poco más ansiosa, así que sería aconsejable que ya cuentes con la información sobre el centro médico donde hayas a dar a luz.

Estas últimas ecografías permitirán que el ginecólogo valore como se encuentra tu bebé, sobre todo si está posicionado con la cabeza hacia abajo,  en la posición adecuada para un parto natural. Además revisará el estado de la placenta y del líquido amniótico.

Cuando vayas en coche no olvides usar el cinturón de seguridad. Probablemente sea algo incómodo, debido a lo grande que tienes la barriga. Sin embargo utilizarlo tiene carácter obligatorio, ya que protege al feto y a ti de cualquier lesión en caso de un accidente.

¡Falta muy poco para que tengas a tu bebé entre tus brazos!