¡Tu bebé está listo para nacer!

Ya estás en las últimas semanas de tu embarazo, tu bebé ya ha alcanzado el desarrollo de casi todos sus órganos.

A partir de esta fecha de tu embarazo los médicos consideran que, en caso de adelantarse el parto, el bebé ya no es prematuro. Sus sistemas pudieran funcionar de manera independiente sin ningún problema.

¡Muy pronto podrás ver a tu bebé a la cara y decirle cuanto lo quieres!

Desarrollo del bebé en tu semana 37 de embarazo

Tu bebé ha crecido mucho, su fémur pudiera medir aproximadamente 7,2 cm y  la circunferencia de su cabeza unos 33 cm. A pesar que le útero se ha estirado bastante, ya no tiene espacio para moverse libremente.

Cuando intenta estirarse, pudieras notar los bultos que se forman en tu barriga. Es que sus rodillas y pies empujan tu piel, tratando de moverse.

Sus sentidos se encuentran completamente desarrollados. El oído interno y medio están formados Desde semanas atrás el feto ya abría y cerraba los párpados y sus ojos captaban señales visuales.

A partir de esta semana 37 de embarazo la respuesta ante la luz es más rápida, ante un fuerte resplandor el bebé podría girar casi inmediatamente su cara hacia el lado opuesto.

La cabeza del bebé pudiera  estar encajada en el canal del parto, ya en posición para el nacimiento. El ginecólogo estará atento a esto, porque si el bebé no llegase a tener una postura cefálica, tendría que evaluar la posibilidad de practicar una cesárea.

La fina capa de vellos que recubre el cuerpo del bebé casi ha desaparecido. Sin embargo en su cabecita pudieran tener muchísimo cabello. Algunos tienen apenas una pelusa muy suave, como la piel del durazno.

El vérmix caseoso, una delgada capa de grasa que protegió la delicada piel del bebé desde meses atrás, está siendo reabsorbida. Posiblemente cuando nazca le quedará solamente en la zona de los pliegues de las piernas y en los brazos.

Si llegase a adelantarse el parto, a partir de esta semana 37 muchos especialistas consideran que el feto no es prematuro. Debido a esto, las posibilidades de algunas complicaciones al nacer disminuyen enormemente.

¿Cuánto pesa el bebé en la semana 37 de tu embarazo?

Tu bebé mide entre 46 y 48 centímetros y pesa aproximadamente unos 2800 o 2900 gramos. Si quieres imaginar más o menos el tamaño que tiene en esta semana 37, es parecido al de un melón de invierno.

Síntomas de tu embarazo en a semana 37

Quizás te cueste un poco conciliar el sueño.  Tu barriga está muy grande y encontrar una posición cómoda puede ser difícil. Intenta dormir recostada sobre tu lado derecho y utiliza varias almohadas para lograr sentirte un poco más cómoda.

Además de esto, puedes estar sintiendo angustia y estrés. Dentro de muy poco tiempo vas a abrazar a tu bebé, eso te llena de alegría y entusiasmo. Sin embargo, también pudiera generarte ansiedad.

Conversa con tu pareja como te sientes, compartan sus inquietudes. Entre los dos podrán encontrar la manera de liberar esas tensiones y  opciones para  trabajar en equipo en los nuevos deberes como padres.

En la consulta con tu ginecólogo el estará atento a cualquier signo del inicio del proceso de parto. En la ecografía podría verificar la posición de tu bebé con relación a la pelvis y el adelgazamiento del cuello del útero.

Además comprobará si estas comenzando a dilatar, cosa que ocurre cuando la abertura del cuello del útero se distiende, haciéndose más amplia.

Estás embarazada de 37 semanas, el momento del parto se aproxima. Tu cuerpo te dará señales que te indicarán que has comenzado el trabajo de parto.

Una de estas pudiera ser un pequeño sangrado, conocido como sangrado cervical. No te alarmes, este se produce cuando debido a las contracciones, el cuello del útero comienza a dilatarse. Si llegase a ser abundante, acude de manera inmediata a Urgencias.

También puede producirse que expulses el tapón mucoso, que es una mucosidad transparente con unos pocos hilos de sangre. El hecho que esto ocurra no implica que el parto se avecina en poco minutos, pero si debes estar atenta porque el proceso de parto se ha iniciado.

La placenta pudiera romperse, liberando así el liquido amniótico donde se encuentra el bebé. Esto se le conoce como «romper fuente»,  Pudiendo iniciarse con la salida de unas pocas gotas del líquido, pero si es abundante debes avisarle a tu doctor y acudir al centro hospitalario.

Todos estos signos suelen aparecer de forma gradual, pudiendo ocurrir en unas horas, como con días de por medio. Lo importante es que no pierdas la calma y ante cualquier indicio, se lo comuniques inmediatamente al médico.

H2  Cuidados de tu embarazo en la semana 37

¿Ya tienes todo preparado en casa para la llegada del bebé? La  realidad es que para las  primeras semanas  no necesitarás muchas cosas, pero sería cómodo para ti si tuvieras  a mano los pañales, su ropita y los productos de aseo.

En el mercado existen muchas opciones de cunas para recién nacidos, Puedes ir de tiendas y escoger la que más se ajuste a las necesidades de bebé y a las tuyas.

El peso de tu barriga puede hacer que te sientas agotada al final del día. Además, pudieras tener un poco hinchadas las piernas, lo que pudiera hacer que las sientas más pesadas para caminar.

Para mejorar estas molestias, podrías tomar cada cierto tiempo un breve descanso. Para ello, siéntate o recuesta tu cuerpo y coloca tus piernas sobre un mueble, de manera tal que queden más elevadas que tu cuerpo. Así mejorarás la circulación sanguínea y los dolores serán menos fuertes.

Si en esta semana 37 de embarazo ya elegiste el pediatra de tu bebé, podrías conversar con él antes el parto, así aclararás las dudas que tengas. Por ejemplo sobre los cuidados del ombligo, cómo amamantarlo, las vacunas, entre otros.

También es conveniente que conozcas los requisitos que necesites para registrar a tu hijo y para inscribirlo en los diferentes servicios sociales que correspondan.

Tienes 37 semanas de embarazo, tu médico pudiera indicarte una analítica correspondiente a este tercer trimestre. Allí podría valorar la anemia, los niveles de azúcar,  los valores de coagulación sanguínea y la serología de toxoplasma.

¿Cuál es tu peso en esta semana 37 de embarazo?

Tu peso puede haber variado, desde el momento en que quedaste embarazada, entre 11,3 y 16,3 kilogramos.

En esta semana dedica un tiempo para descansar y distraerte. Puedes quedarte en casa leyendo un libro plácidamente o salir con tu pareja al cine. El tiempo juntos fortalece mucho más su relación y tu bebé puede percibirlo.