Tu bebé mide ya un centímetro.

El embrión está creciendo rápidamente y cada día va teniendo una forma más parecida a la de un bebé.

Esta semana 7 de tu embarazo es de grandes cambios, en tu bebé  se están desarrollando estructuras tan importantes como las neuronas. Y aunque su tamaño sea el de un grano de garbanzo, en una ecografía  podrás ver su corazón latiendo.

¿Parece increíble todo lo que está sucediéndote? Es la magia de la vida; disfruta cada segundo de tu embarazo.

Desarrollo del bebé para la semana 7

Durante tu embarazo, semana a semana el embrión crece.  Es increíble ver cómo su cuerpo ya no tiene forma de “C”, puesto que se ha alargado y estirado. Sus brazos ya tienen codos y se están formando sus manitas y sus pies.

La cabeza de tu bebé sigue siendo muy grande, si la comparas con su cuerpo. Su cerebro  está dividido en dos hemisferios, y  en él está ocurriendo la neurogénesis, que es un proceso de división celular que da origen a las neuronas.

En tu embarazo de 7 semanas podrás ver en la ecografía al corazón de tu bebé, latiendo más rápido y fuerte, casi al doble de la velocidad de un adulto.

En el embrión continúan desarrollándose los pulmones, intestinos y la placenta, la cual pronto empezará a darle los nutrientes a tu bebé.  En su cara ya se observan las fosas nasales, las órbitas de sus ojos y el oído.

Síntomas del embarazo durante la séptima semana

Desde el primer día de tu embarazo has experimentado cambios, tanto físicos como emocionales. Tal vez puedas estar sintiendo que tu carácter esta irritable, que tiene cambios de humor  y lloras ante casi cualquier situación. Esto puede deberse a los altos niveles es progesterona y estrógenos que tienes en el organismo.

En este momento de tu vida y, sintiéndote de esta manera, es importante el apoyo de tu familia y el de tu pareja. Comunícate abiertamente con tu compañero,  hazlo parte activa de tu embarazo.

Hay algo que no debes olvidar, para él tu embarazo es un hecho relevante. Tu pareja vive cada uno de los cambios que tiene tu cuerpo y es feliz viendo cómo mes a mes crece su bebé, pero también está ansioso por las nuevas responsabilidades que implican tener un hijo.

Apóyense, compartan, vivan juntos cada alegría y cada temor.

¿Estás algo estreñida?

Durante este primer trimestre son muchos los síntomas típicos del embarazo que puedes haber sentido, vómitos, mareos, antojos. Estos pudiesen disminuir en frecuencia e intensidad a medida que se acerque tu fecha de parto.

Muchas mujeres que nunca han sido estreñidas, pueden comenzar a serlo. Esto posiblemente se deba a que el paso de los alimentos por los intestinos suele volverse más lento de lo normal. No te preocupes, este síntoma debería ser temporal, de igual forma es recomendable que lo comentes con tu ginecólogo.

Algunos consejos para combatir el estreñimiento podrían ser:

  • Bebe suficiente agua.
  • Come alimentos ricos en fibra, como cereales (avena, trigo), frutos secas (higos, uvas pasas, ciruelas pasas), verduras (brócoli, judías verdes), legumbres (lentejas, garbanzo) y  frutas (naranja, pera, coco, fresa)
  • Incorpora yogurt a tu dieta, te ayudará a equilibrar la flora intestinal haciendo que las vías digestivas funcionen mejor.

Cuidados adecuados para la semana 7

¿Antojada de un helado? Eso es normal, aun no estando embarazada. Lo importante es que comerlo no se convierta en un hábito alimenticio.

Durante todo el embarazo es importante que cuides tu alimentación. El proceso de formación de tu bebé requiere una alta demanda de nutrientes, además también debes preparar tu cuerpo para el período de lactancia. La leche materna  contiene vitaminas y minerales que harán que tu bebé crezca sano y fuerte.

La ecografía en tu embarazo de 7 semanas

Tu ginecólogo podrá hacerte varias ecografías, el procedimiento para realizarla es sumamente sencillo, pueden ser abdominales o por vía vaginal. En esta prueba diagnóstica prenatal, tu doctor podrá controlar diferentes aspectos en el desarrollo del feto, así como también cuidar tu salud.

En la ecografía, el especialista puede corroborar los datos que arrojó la calculadora de semanas de embarazo. Esto lo hace basándose en las características que presente el feto y las estructuras como el saco embrionario o la placenta.

En este momento el feto tiene ya 7 semanas. Si tu doctor te realiza una ecografía, podrás ver en ella el saco embrionario y al feto dentro de él. Lo más emocionante será cuando observes su corazón latir, rápido y fuerte.

¿Puedo hacer ejercicio?

El que estés embarazada no implica que debas dejar de hacer las cosas que te gustan, pero con el ejercicio sería recomendable que tuvieras cierta precaución.

Si practicabas algún tipo de actividad física antes de saber que estabas embarazada,  deberías consultar con tu ginecólogo si puedes continuar haciéndola. Cuando el médico te confirme que no existe contraindicación para que hagas ejercicio,  también te indicará cuales tipos podrás realizar.

Si estas acostumbrada a un ritmo fuerte de ejercicio, sería conveniente bajar la intensidad, así como evitar aquellos deportes de alto riesgo como esquiar o el senderismo  y los de alto impacto como el spinning o el triatlón.

Desde las primeras semanas,  si tu médico te lo ha indicado, puedes practicar ejercicios suaves y adecuados para cada etapa de tu embarazo. El caminar es una buena opción y lo puedes realizar hasta el momento  del parto.

El ejercitarte semana a semana durante tu embarazo, puede traerte estos beneficios:

  • Evita que aumentes excesivamente de peso.
  • Ayuda en el proceso digestivo.
  • Contribuye a evitar el estreñimiento, el cual suele ser aparecer durante tu embarazo.
  • Sirve como actividad recreativa para drenar cualquier posible ansiedad o tensión que puedas sentir.
  • Aumenta tu capacidad de respiración, aspecto importante a la hora del parto.

Semana a semana tu embarazo ha ido avanzando. Cuida mucho tu salud y comparte en familia cada una de tus emociones