¡El bailarín de la familia!

Tu bebé sigue moviéndose, cada vez con mayor energía. Aunque todavía no podrás sentirlo, si podrías verlo en la ecografía que te realice el doctor.

El pequeño embrión de 9 semanas crece y se desarrolla a toda velocidad, ya tiene casi todos sus órganos internos formados. Todo este proceso requiere que te alimentes muy bien, con comidas balanceadas y nutritivas.

Sigue paso a paso los cambios que va teniendo tu bebé, y también los que ocurren en tu cuerpo. Aquí encontrarás una guía completa de todo lo que ocurre en tu semana 9 de embarazo.

Desarrollo del bebé

Tu bebé tiene el tamaño de una cereza, mide más o menos 3 cms y pesa alrededor de 3 gramos. En esta semana 9 de tu embarazo ya casi todos los sistemas del feto se han originado, comenzando entonces a desarrollarse.

En los brazos se ven los codos y manos, sus deditos ya tienen huellas digitales. Las piernas se alargan, ya tienen rodillas y los deditos en sus pies.

Su cuerpo está recubierto por la piel, que es traslúcida y pueden verse los huesos, los cuales en este primer trimestre de embarazo son cartílagos. Ya las costillas están formándose, creciendo para proteger a los pulmones y al corazón.

Las redes del sistema nervioso están extendiéndose por el cuerpo del feto, lo que hace que en ocasiones él tenga pequeños movimientos involuntarios. Si en tu visita al ginecólogo te realizan una ecografía, podrías ver a tu hijo ¡el bailarín!

La cabeza del feto de 9 semanas es más grande que su cuerpo y en ella se aprecian los ojos, la nariz, los labios y sus orejas.

En tu bebé se ha formado una nueva estructura, llamada tubérculo genital, el cual más adelante dará origen a los órganos genitales masculinos o femeninos. Seguramente ya quieres escoger el nombre de tu bebé, pero para ver su sexo en un eco vas a tener que esperar unos meses más.

¿Has calculado bien la fecha del parto?

Tal vez utilizaste una calculadora de embarazo para saber cuándo nacerá tu bebé. Esa fecha usualmente no es exacta porque hay muchos factores, como una menstruación irregular, que pudiesen influir en este cálculo.

Sin embargo, el ginecólogo puede hacerte una ecografía en esta semana nueva de tu embarazo y, en base a las características del feto y de la placenta, calcular con mayor exactitud los meses de embarazo que tienes.

Síntomas del embarazo

Es posible que en al inicio de tu semana 9 de embarazo todavía no se te note la barriga, pero tal vez ya sientas hinchado tu vientre. Tu útero poco a poco está creciendo y puede presionar tu vejiga, lo que podría hacer que con mayor frecuencia te den ganas de orinar.

En tu embarazo de 9 semanas podrías sentir molestias en la parte baja de tu vientre, esto estaría asociado al estiramiento de los músculos que unen al útero con los ovarios.

¿Siente tus senos más grandes? El hecho que estén más sensibles y pesados se debe a los elevados niveles hormonales. Ellos seguirán creciendo a medida que tu embarazo avance y comience el período de lactancia.

Durante este primer trimestre podrías sufrir de acidez estomacal, cambios de humor, nauseas, cansancio y mareos. No te preocupes, poco a poco irán desapareciendo estas  molestias. Consulta con tu médico cualquier duda que tengas, él sabrá orientarte y aconsejarte oportunamente.

Los mareos en el embarazo

Este es un síntoma muy común entre las mujeres embarazadas. Puede estar relacionado con una baja en el nivel de azúcar, debido posiblemente al alto requerimiento energético y a los cambios en tu metabolismo.

Otra causa podría ser que tu presión arterial sea más baja de lo que era antes de quedar embarazada. En estos momentos el flujo de sangre hacia tu bebé aumenta, pero el retorno de ella a tu cuerpo se hace más lento, lo cual podría reducir la cantidad de sangre que llega a tu cerebro, causándote debilidad o mareo.

También los estados de angustia y anemia pueden provocarlos. Por eso debes alimentarte  bien y procurar actividades que te ayuden a liberar cualquier situación de estrés que pudieses tener.

Estos son algunos consejos que podrían ayudarte a mejorar la desagradable sensación de mareo:

-Acuéstate de lado. Como tu útero está más grande pudiera interferir el paso de sangre de las piernas a tu corazón. Al costarte de lado estarás ayudando a que esta circulación mejore.

-Trata de no estar mucho tiempo de pie, porque la sangre se acumula en tus pies y piernas, dificultando su retorno al cerebro.

-Si estás acostada o sentada, levántate despacio.

-Evita lugares calurosos. Al igual que una ducha caliente, estos sitios pueden hacer que tu tensión arterial baje y te marees.

-Comer sano, en porciones moderadas, pero varias veces al día. Sobre todo incorpora alimentos ricos en hierro, como la guayaba y espinaca.

Si sientes mareos consúltalo con tu doctor, quien pudiera indicarte algunos suplementos alimenticios o ácido fólico, a fin que los niveles en tu química sanguínea sean los adecuados.

Cuidados del embarazo

Algunos ginecólogos opinan que la semana 9 de tu embarazo es el momento ideal  para realizar análisis de sangre y orina, a fin de descartar algunas enfermedades que representen un posible riesgo de aborto.

Entre los exámenes que pudieran realizarte están el de la sífilis, hepatitis B y C, inmunidad a la rubeola y el sarampión. La detección temprana de cualquiera de estas enfermedades podría evitar que se vean afectadas gravemente la salud de la madre y del bebé.

También  el doctor pudiera indicarte un examen especial que mide los niveles de la hormona tiroidea, lo que le permitiría diagnosticar el hipertiroidismo gestacional. Otra prueba es el cribado de primer trimestre, el cual permitirá saber si existe alguna alteración cromosómica en el embrión de 9 semanas.

Tu salud durante el período de gestación y lactancia es muy importante. La base para que estés en excelente estado físico y emocional es comer sano y realizar alguna actividad física. El caminar a paso moderado aumentará tu energía, reducirá el estrés y mejorará enormemente la circulación en tus piernas y pies.

Semana tras semana tu embarazo avanza, disfruta con tus seres queridos esta fantástica etapa de tu vida